Fue al mediodía del sexto día después de que empezara la fabricación de las piezas del acueducto.

Kazura estaba en su mansión en Japón para recibir la noria que le entregaron el director y sus empleados.

El tamaño de las piezas es bastante grande. Parece que será difícil de transportar.»

«Eso es cierto, sin embargo, el peso de las piezas es de unos 40 kg, por lo que creo que es posible que una persona lo transporte.»

Las partes de la noria que cargaban en el camión delante de él están hechas en su mayoría de madera, mientras que algunos cierres son de metal.

«¿te importaría descargar las piezas más pesadas en el carro que estaba aparcado en el vestíbulo? Después, llevaré las partes más ligeras a la casa yo mismo. Una vez que terminemos de cargarlas, sólo hay que llevarlas a casa, descargarlas y listo.»

«Que? ¿Hay una carretilla dentro de la casa?»

«Si, eso es. ¿Está bien si el pago restante se hace con cheque? ¿Cuánto es la tarifa de transporte?»

Aunque el director se confundió cuando oyó hablar del vestíbulo, cuando recibió el cheque su expresión se volvió brillante al decir, «Gracias»

«Oye, ¡transporte la abrazadera de apoyo!»

Llamó a los empleados para que empezaran a descargar las piezas en la carretilla dentro de la casa.


«Realmente, ¡Qué tamaño! Si no fuera por la carretilla, no podría llevar esto.»

Mientras tiraba de la carretilla que estaba medio llena de partes de noria, Kazura cruzó la frontera hacia otro mundo.

Sale del bosquecillo habitual y se puede ver el paisaje familiar del pueblo. No muy lejos del pueblo están los campos. Más de 10 aldeanos están trabajando en ellos usando las herramientas agrícolas que Kazura les ha proporcionado.

«Ahora entonces, todavía tengo que volver después de llegar a la casa, no puedo transportar todas las partes al mismo tiempo.»

Después de esto, necesito comprar otro carrito. Mientras pensaba en esto, Kazura comenzó a tirar de la carretilla hacia la casa del jefe de la aldea. Los aldeanos que cuidaban los campos dejaron de trabajar cuando vieron a Kazura.

«Ah, ¿Son esas las partes de la cosa llamada noria? ¿Lo estás transportando a la casa del jefe?»

«Sí. Pero la mitad de las piezas están todavía en mi país, así que después de poner esto en la casa tengo que volver a recogerlo.»

«Eso es sólo la mitad? Entonces, su tamaño es realmente grande.»

Mientras hablaban de estas cosas, los aldeanos y Kazura juntaron la carreta hacia la casa de Valletta.

Mientras tiraba del carro de tracción, los aldeanos estaban charlando entre ellos. Kazura no entendía por qué nadie le preguntaba dónde está el país al que Kazura volverá.


«Bienvenido de nuevo, Kazura!»

Cuando Kazura y los demás llegaron al patio de la casa, Valletta salió inmediatamente de la casa.

Para salir inmediatamente cuando llegaran, parece que estaba en espera para este momento.

«He vuelto. Estas son las partes de la noria, pero la mitad restante todavía está en mi país. Así que después de descargar esto, volveré a buscarlas.»

«Ya veo. Entonces ayudaremos a descargarlo.»

Bajando el carro de tracción al frente, los aldeanos cooperaron en la descarga de las piezas.

Aunque la cantidad de piezas es bastante grande, como se esperaba, con la ayuda de más de 10 personas terminaron de descargar las piezas en varios minutos.

«Está hecho. Necesito volver a mi país y buscar las partes restantes. Empezaremos a montar la noria en el río cuando todas las partes hayan llegado, así que por favor reúne a todos, Valletta.»

«Entiendo. ¿Debo llamar también a mi señor Padre?»

«Ah, sólo está ensamblando la noria, los aldeanos que quedan aquí sólo necesitan ayudar a transportar las piezas al río. Si mientras tanto el montaje de la noria no ha terminado, entonces pediré toda la ayuda que sea necesaria.»

Durante varios días antes, Kazura había pedido al jefe de la aldea que dirigiera a los aldeanos en la excavación de un acueducto desde el río hasta la aldea.

La mayoría de los aldeanos participan en su construcción, por lo que el acueducto resultará espléndido. Si el acueducto no está terminado, entonces no tiene sentido instalar la bomba de rueda hidráulica.

Debido a que el acueducto había sido programado para ser completado alrededor de este tiempo, incluso si todavía no está terminado, entonces con un poco de tiempo y ayuda, pueden completarlo a tiempo.

«Entonces, hasta luego. Todos pueden tomar un descanso hasta que regrese.»

Kazura se lo dijo a todo el mundo y una vez más tira de la carretilla hacia el pasaje en el interior del bosquecillo.


Después de recoger las partes restantes que habían quedado en Japón, Kazura volvió a la aldea. Los aldeanos que esperaban se llevaron las piezas más ligeras, cubos y demás, sin olvidar la carretilla, al río,

Cerca de la salida de la aldea, encontraron al jefe de la aldea y a otros cavando el acueducto. Parece que el progreso de su trabajo es tal y como se planeó.

Por cierto, Valletta estaba esperando cerca de la apertura del bosquecillo donde Kazura iba, así que ayudó a tirar de la carretilla.

«Oh, parece que casi lo has completado.»

«Si, el único trabajo que queda es excavar el acueducto desde este lugar hasta el depósito. Gracias a estas herramientas llamadas “Palas”, fue posible cavar fácilmente.»

El jefe de la aldea deja de cavar el acueducto mientras sonríe a Kazura, que estaba tirando de la carretilla.

Los otros aldeanos también se detienen para saludar a Kazura antes de continuar su trabajo.

«Nosotros habíamos terminado de cavar el acueducto de agua en el río arriba y abajo. De acuerdo con lo que don Kazura había dicho, también construimos un canal profundo en la orilla del río, más arriba.»

Mientras escuchaba el breve informe sobre el progreso de los trabajos del jefe de la aldea, era sobre el segundo acueducto en el plan de Kazura.

La profundidad es de unos 30 cm, la pared excavada se endurecerá golpeándola numerosas veces. Mientras el agua pueda fluir estará bien.

Después puede ser reforzado con piedra si es necesario.

El acueducto de agua conectará el río arriba con el embalse de la aldea, pero antes de que el acueducto entre en la aldea es desviado en dos ramas.

La primera rama del acueducto va hacia el embalse en el pueblo, la segunda rama del acueducto va hacia el río, río abajo. Instalando una compuerta de madera entre los encuentros de estos dos acueductos, es posible redirigir el agua acumulada del embalse de vuelta al río.

Cuando el embalse de la aldea se haya llenado de agua, la compuerta de agua se cerrará. Entonces el agua extraída por la noria río arriba fluirá hacia abajo, para evitar el desbordamiento del embalse.

De esta manera, los aldeanos siempre tendrán agua clara para cocinar y beber, mientras que el agua acumulada en el depósito puede ser utilizada para el riego de los campos.

«Entonces, ensamblaremos la noria en la parte superior. Cuando Valín y otros hayan completado el acueducto, por favor traigan al río el acueducto de madera que construimos el otro día.»

«Recibido. Para unirnos a ustedes pronto, terminaremos nuestro trabajo rápidamente.»

Kazura dejó al jefe de la aldea y a otros para hacer su trabajo. Una vez más, tira del carro de tracción río arriba siguiendo el acueducto.


Kazura y los demás llegaron al río. A este lugar se refiere cuando habla con el jefe de la aldea sobre la reunión en el río. Es un canal que estaba separado 3 metros del río. Con una longitud de varios metros, había sido reforzado con tablas.

Está excavado bastante profundo para permitir que el agua del río ejerza suficiente potencia y el ancho también es adecuado.

Kazura y los aldeanos se dividieron en grupos de varias personas. También distribuyó varias hojas de instrucciones impresas sobre el ensamblaje de las piezas. Luego comenzaron a trabajar en sus respectivas tareas.

El director de la empresa de ingeniería también había dado una instrucción de montaje mayormente ilustrada. Era bastante fácil de entender la explicación de los pasos para el ensamblaje de las piezas. Aunque Valletta y los demás no podían leer japonés, podían reconocer las piezas con números “A-1” o “B-1” en las instrucciones, así que de alguna manera fueron capaces de ensamblarlo.

«Kazura, esto se inserta aquí, entonces la parte está conectada a esto, ¿verdad?»

«Correcto. Ten cuidado con el dedo cuando conectes las piezas. Sí, usa un martillo de madera. Lodur, esa parte no está conectada a esa, sino a la parte que tenía este símbolo dibujado.»

Kazura estaba comprobando las piezas que los aldeanos ensamblaron, midiendo el ancho de la noria, y confirmando el lugar donde se colocará el pilar de soporte de la noria.

«Este… ¿se supone que los pilares de soporte se colocan aquí y allá? No sería gracioso, si los pilares de soporte se derrumbaran por la vibración. Es indispensable que el pilar de soporte esté firmemente arraigado al suelo.»

Puso una piedra como marca en el lugar donde se erigirá el pilar de soporte. Entonces, el grupo de Kazura y Valletta comenzó a montar la noria juntos.

Había pasado una hora y media desde que empezaron a reunirse. Su trabajo inexperto estaba terminado en un 80%. Ahora, todos están tomando un descanso y bebiendo agua del río. Luego, el jefe de la aldea y los demás llegaron mientras llevaban el acueducto de madera y sus soportes.

Junto a los aldeanos que estaban construyendo el acueducto; también vinieron las madres y sus bebés, niños y ancianos.

Aparentemente, todos en el pueblo vinieron… tal vez no haya nadie que se haya quedado en casa.

«Guau, es increíble.»

«Ah, Padre. ¿Está terminado el acueducto?»

«Eh… lo único que queda por hacer es conectar la noria con el acueducto de madera.»

A pesar de la pesada carga de trabajo, porque el jefe de la aldea y los aldeanos habían sido templados por sus trabajos diarios en el campo, nadie tenía la mirada cansada.

En cambio, como no estaban familiarizados con sus obras, eran Kazura y sus grupos los que parecían cansados.

En cualquier caso, el acueducto había sido terminado, así que la noria también tenía que ser terminada pronto.

«Lo siento, el montaje de la noria no ha terminado. Pero se terminará pronto, así que ¿puedes cavar un agujero aquí para el pilar de soporte de la noria? También, por favor, instalen el acueducto de madera que enviará el agua al acueducto.»

«Si, lo entiendo. Todos, aunque el trabajo sea difícil, hagan lo mejor que puedan para montar la noria. Si esto se termina, nuestro pueblo no tendrá que preocuparse más por la escasez de agua.»

El jefe de la aldea se dirigió a los aldeanos que estaban tomando un descanso.

«¡De acuerdo! ¡Hagámoslo!»

Los aldeanos gritaban fuerte y empezaron a montar la noria.

Kazura le dio la cinta métrica al jefe de la aldea para que pudiera medir la profundidad del agujero. Luego, junto con Valletta, comenzó a montar la noria.


«Bien, ¡está terminado!”

«La instalación de los pilares de soporte de la noria también está terminada. Entonces sólo tenemos que insertar este soporte de metal aquí y aquí, ¿verdad?»

«Si, y mientras lo insertas, por favor, písalo varias veces para endurecerlo, fíjalo bien en su lugar, por favor.»

Habían pasado 20 minutos desde que se reanudó el trabajo.

El trabajo está casi terminado; el único paso que queda es instalar la noria. Kazura instruyó al jefe de la aldea para que preparara el pilar de apoyo, para que estuviera firmemente fijado, la base debe ser pisada muchas veces.

«Bien. Ahora, ¿conectaremos finalmente la noria a su soporte? Todos, por favor ayuden a levantar la noria.»

Al oír las llamadas de Kazura, los aldeanos que habían venido a ver simultáneamente se reunieron para ayudar a levantar la noria.

Debido a que el tamaño de la noria era más pequeño que el número de asistentes, la mayoría de los aldeanos no podían ayudar a levantar la noria ya que no había espacio para ellos. Aun así, trataron de ayudar animando con su voz.

«Por favor coloca el eje de la noria en la hendidura de los pilares de soporte. El eje no debe estar demasiado cargado, así que baje ambos lentamente.»

El eje fue hecho de metal, por lo que no puede doblarse fácilmente, aunque se cargue demasiado. Aun así, es mejor tener cuidado al colocar el cojinete.

El cojinete está hecho de metal, así que no hay necesidad de preocuparse por el desgaste.

«Bueno entonces, después de instalar el acueducto de madera que recibirá el agua, conectar el canal al río. Valín, ¿puedo pedirte que hagas eso?»

«Si»

Escuchando las instrucciones de Kazura, el jefe de la aldea reunió a los aldeanos para instalar el acueducto que recibirá el agua. Luego, cavaron una conexión entre el canal y el río, río arriba y río abajo con las palas.

Debido a que hay una diferencia de altura entre la parte baja y el alta, el agua del río no entró en el canal desde allí.

Es necesario asegurarse de que el canal tenga cierta profundidad de agua, por lo que hay un alféizar de madera con la profundidad de unos 30 cm cerca de la corriente abajo.

Además, para no prevenir la erosión en la pared del canal, se había reforzado con tablas.

«No conecta el canal y el río todavía… ¡Oigan, todos! ¡Reúnanse, por favor! ¡Empezaremos a operar la noria!»

Al escuchar los llamados del jefe de la aldea, los aldeanos que descansaban en la orilla del río y los niños que jugaban a la distancia, comenzaron a reunirse.

Cuando el jefe de la aldea confirmó que todos se habían reunido, la tierra que separa el canal del río fue removida con una pala.

Con la barrera retirada, el agua del río empieza a entrar en el canal de una vez. Entonces, los tímpanos de la noria fueron empujados por el agua que fluía y la noria comenzó a girar poco a poco.

«¡Ah! ¡mira eso!»

Exclamó Valletta, que estaba de pie junto a Kazura cuando vio el cubo que se unía al tímpano de la noria traer agua del río y ponerla en el acueducto de madera más alto, uno tras otro.

Los aldeanos de los alrededores también gritaban de alegría y empezaron a perseguir el agua que fluía en el acueducto de madera.

«Kazura, ¡también correremos tras él!»

«¿Qué…? ¿Correr? ¿Correr al pueblo desde aquí? ¿Qué tan lejos está?…

¡Espera! ¡espera un momento! ¿¡Hablas en serio!?»

La mano de Kazura es arrastrada con fuerza por Valletta. Mientras veía la espalda de los aldeanos que perseguían el agua, el jefe de la aldea se quejaba,

«¡Oye! No han ordenado las herramientas.»

Al contrario de lo que dijo, sonreía con alegría. Mientras sacudía la cabeza, puso las palas y los martillos dentro del carro.


¡Gracias por preferirnos!

Al leer nuestras traducciones nos estás apoyando a seguir haciendo lo que hacemos. ¿Quieres ayudarnos más? Considera donar por Patreon a Owari, para financiar la compra de novelas originales y poder llevarlas a la esfera hispanohablante.