“Esto es increíble. Me pregunto cómo funciona”, murmuró Kazura, con un lado de su cara en la sala de tatuajes y el otro en el pasaje de piedra.

Por casualidad, él había extendido una lona en el espacio del tatami que bordeaba el pasaje de piedra para poder caminar con los zapatos puestos.

Lo que vieron los ojos de Kazura fue la extraña atmósfera del pasadizo de piedra en su ojo izquierdo y la habitación cubierta de tatami en el derecho.

Disfrutó de la nueva sensación durante un tiempo, pero su cerebro se confundió y le dio náuseas, así que entró en el pasadizo empedrado.

“Me pregunto qué hay dentro. Es muy brillante, sin embargo.”

Mirando el pasaje, había un giro en el camino a unos 30 metros de distancia. La luz resplandecía desde allí, así que es claramente visible.

El pasaje mismo estaba altamente iluminado por algún tipo de musgo luminoso.

“Estoy bastante seguro de que el musgo luminoso es una especie protegida, ¿debería contactar con el gobierno?”, pensó Kazura mientras caminaba hacia la luz. Al doblar la esquina vio algo extraño.

“¿Hm? ¿Qué es esto? …. ¡Uh!”

Mirándolo de cerca, parecía ser un esqueleto humano usando ropas japonesas desgastadas y desgastadas.

“Tienes que estar bromeando… de quién son estos huesos. Más bien, los restos están descoloridos y la ropa está hecha añicos, debe haber estado aquí por un tiempo.”

Dio un paso atrás del esqueleto, refunfuñando “Pensé que por fin había encontrado un lugar tranquilo, pero al final tuve la necesidad de preguntar por la policía” mientras sacaba su celular para llamar a la policía.

“¿Eh? ¿Estoy fuera de cobertura?”

Cuando llegó a la residencia estaba seguro de que su indicador de señal mostraba tres barras, pero aquí de alguna manera estaba fuera de alcance.

Pensó que tal vez era porque estaba en este pasaje, así que intentó doblar la esquina para salir. Justo cuando dobló la esquina había un arbolado y él estaba inmediatamente afuera.

Trató de revisar su teléfono celular de nuevo allí, pero todavía mostraba el indicador de fuera de servicio.

“Es extraño, ¿por qué estoy fuera de servicio?”

Kazura inclinó la cabeza ante la duda, y tratando de encontrar un lugar donde la señal pudiera llegar, miró a su alrededor para encontrar dónde estaba aparcado su coche.

“….. donde está mi coche. En realidad, ¿dónde está la casa? Ahora que lo pienso, no había ningún bosque de árboles cerca de la casa, sólo bosque de bambú.”

Con su teléfono en una mano, Kazura miró a su alrededor pero no vio nada más que la entrada al pasaje de piedra y la arboleda.

Desde el interior de la casa hasta aquí, Kazura se había movido sólo 50 metros como mucho.

Si lo piensas racionalmente, no hay forma de que el paisaje cambie tanto sólo por ir tan lejos.

“…podría ser…”, Kazura murmuró con cara seria y corrió hacia el pasaje de piedra.

En el camino saludó al esqueleto diciendo: “Lo siento, estoy de paso”.

“Me lo imaginaba”.

Volvió a la habitación con suelo de tatami y comprobó de nuevo el indicador de señal, que mostraba con gran orgullo tres barras.

“Ahora estoy seguro de que esta puerta conecta con algún lugar lejano. No es de extrañar que estuviera cerrada con candado y sellada.”

Entendiendo que después de un tiempo, su mente se llenó de emoción, “¡este es un fenómeno sobrenatural asombroso!”, y recogió la bolsa de viaje que dejó en la entrada y una vez más cruzó el umbral hacia la arboleda.

Dejando a un lado los saludos al esqueleto, continuó satisfaciendo su espíritu aventurero.

“Hablando de fenómenos sobrenaturales en todo el mundo, he oído uno en el que instantáneamente iban de un extremo a otro de América. Es posible que esto vaya a algún lugar fuera de Japón.”

Poniendo una marca en el árbol del que salió con una piedra para no perderse, Kazura caminó, y después de 5 minutos la arboleda dio paso a unas tierras de cultivo.

Más allá de los campos, había algunos edificios de madera simples y sencillos, que parecían ser una especie de pueblo, también se veía a varios aldeanos trabajando en los campos.

” Oh, el primer aldeano divisado. …. Por su cabello rubio, supongo que esto es Europa o América.”

Las palabras “inmigrante ilegal” aparecieron instantáneamente en la mente de Kazura, pero era optimista en que fingiendo ser un turista no sería descubierto rápidamente.

Cuando Kazura estaba a punto de hacer una foto con su cámara, el lugareño pareció darse cuenta y miró hacia él mientras decía algo a los habitantes del pueblo cercano.

Como Kazura pensó que sería un gran problema si pensaban que era una persona sospechosa, decidió tomar la iniciativa y hablar antes de que lo denunciaran.

Sosteniendo una bolsa de viaje, parece un turista.

“¡Oraa! ¡Ío tsoi tsaarisuto! ¡tsoi Japónezu!”

Kazura sonrió y agitó la mano mientras caminaba por el sendero entre los campos hacia ellos. El hombre rubio de pelo corto y extrañamente delgado que decía algo a los demás…

“¿Eh? ¿Qué fue eso?”

Respondió en perfecto japonés.

La mano de Kazura que estaba siendo agitada cayó como si se hubiera desvanecido…

“Maldita sea…. Pensé que era un país lejano pero resultó ser un pueblo extranjero como los pueblos holandeses en Nagasaki o los pueblos americanos en Aomori”, dijo decepcionado, pero un tanto aliviado de estar todavía en Japón.

“Vine aquí para hacer turismo. Me pregunto dónde está la estación más cercana.”

Trotó hacia el aldeano y habló con él, tratando de confirmar su ubicación. El pueblerino que respondió antes parecía preocupado e intercambió miradas con los demás, pero todos los vecinos también parecían preocupados.

“Umm, no entendemos lo que dices, pero…. ¿Eres uno de los mensajeros de Narson?”

“¿Eh?”

Esta vez, Kazura fue el que se quedó desconcertado por la respuesta del hombre.

No entiende por qué los aldeanos dijeron “de qué estás hablando” cuando preguntó por la estación.

En realidad, ¿quién demonios es este “Narson”?

“Aah, estaba buscando la tetsudō-eki donde puedo toraberu en ressha.”

(Buscando la estación para viajar en tren).

“….. Nuestras más sinceras disculpas. Realmente no entendemos de qué está hablando”.

Escuchando las palabras del hombre algo tenso, Kazura se cruzó de brazos y gimió, ” Umm…”

Pensó que la palabra “estación de tren” no estaba en su vocabulario…

De hecho, por el hecho de que podían hablar japonés tan fluidamente, no hay manera de que no sepan la palabra “estación”.

“(…. su reacción fue como si estuvieran escuchando la palabra “estación” por primera vez)”.

En el momento en que ese pensamiento entró en su mente, Kazura se sorprendió y levantando la cara, volvió a observar su alrededor.

Lo que vio fueron simples casas de madera de un piso, con algo que parecía ser paja en la parte superior para los tejados, no se puede decir que fueran casas de verdad, ni siquiera como un cumplido.

Asimismo, lo que los habitantes del pueblo frente a él vestían, aunque no sabía de qué estaban hechos, eran lisos y mal cosidos.

Mirando el campo, las azadas que quedaban tenían mangos y cuchillas de madera y no parecían nada fáciles de usar.

Los campesinos que habían hablado con Kazura parecían muy delgados, y mostraban claramente signos de malnutrición.

“¿Esto es realmente Japón? ¿No es esto otro mundo completamente distinto?”

También estaba el candado que se desvaneció delante de sus ojos y la puerta donde el espacio cambia con sólo cruzarla.

Es muy posible que este lugar sea un mundo totalmente diferente.

Kazura pensó que aunque sólo estuvieran haciendo algún tiempo actuando como parte de algún evento y riéndose de él, decidió “interactuar con ellos como si no estuvieran actuando”.

“Ah, lo siento. Salió mi dialecto local. Soy un comerciante viajero, me llamo Kazura. Estaba buscando un lugar para pasar la noche”.

Kazura desplegó sus brazos y con una sonrisa de negocios, se inventó una historia de portada.

Presumiblemente, este mundo…. o al menos esta área, tenía un nivel cultural bastante bajo.

Podía hacerse pasar por un comerciante usando lo que había en la bolsa de viaje que colgaba de su mano derecha.

¿”Un comerciante”, dices? Hasta ahora nunca ha habido un comerciante que haya venido a nuestro pueblo, pero….”

“Oh, ¿es eso cierto? Me perdí en el camino y de repente me encontré con este pueblo, así que soy el primer mercader que viene a este pueblo. Aunque es sólo una coincidencia, sería un gran placer para mí”.

Kazura mostró una sonrisa amistosa, y el hombre y los demás aldeanos parecieron tranquilizarse.

Probablemente confundieron a Kazura con un sirviente o algo de este importante Narson.

“Como muestra de nuestro nuevo conocimiento, me gustaría darle una parte de mis bienes a la aldea. ¿Qué tal sal, o quizás alguna medicina para aliviar el dolor?”

“¿Eh, sal? ¿¡Dices que es sal en ….!? ¿Y medicina?”

Viendo al hombre sorprendido, Kazura se rió interiormente.

“Sí, sal y medicina. Como muestra de amistad, te daré, aunque sea un poco”, sonrió.

Si la memoria de Kazura le sirve correctamente, en la antigüedad con sólo decir sal y medicina entenderían que eran cosas valiosas.

Dejando la sal a un lado, para los plebeyos que le precedieron, la medicina sería algo que nunca hubieran podido tener en sus manos.

” Vaya, esperad mientras llamo al jefe de la aldea…. No, le llevaré a la residencia del jefe, venid por favor”.

Kazura, sonriendo, dijo “está bien” al hombre confundido que lo invitó, mientras murmuraba ” caramba, sí” en el interior.

Entonces, si pudiera causar una buena impresión al jefe de la aldea, podría usar esta aldea como base para explorar este nuevo mundo.

Después de caminar durante 10 minutos, guiado por el hombre en la aldea, llegó a una casa de aspecto más robusto en comparación con las otras casas.

El hombre le dijo a Kazura, “por favor, esperad un momento”, y golpeó con fuerza la puerta corrediza de la casa.

“¡Valletta, soy Roselou! ¡Os traigo a un comerciante ambulante! ¡Dice que nos dará sal y medicinas!”

El hombre que trajo a Kazura, que al parecer se Ilama Roselou, esperó después de Ilamar a la puerta.

Después de 10 segundos la puerta se abrió, y una joven delgada salió.

“Ah, Roselou…. Creí haberte oído decir medicina…”

Había profundas ojeras bajo los ojos de la chica, y sus piernas eran muy delgadas.

No importa a dónde la lleves, puedes decir sin temor a equivocarte que era la imagen misma de la desnutrición y el trabajo excesivo.

Con una estatura que es una cabeza más baja que la de Kazura, que medía 170 cm., da una impresión fugaz.

El cabello rubio de la niña, que le llegaba hasta los hombros, estaba recogido en una coleta detrás de la cabeza, pero debido a la desnutrición carecía de hidratación y parecía seco.

“Si tomara el descanso y la alimentación adecuados, sería muy linda”.

A pesar de estar delgada por la desnutrición, a juicio de Kazura tenía los rasgos que contarían como lindos.

Dejando a un lado a Kazura, que estaba envuelto en su impresión de la chica, Roselou empezó a hablar con entusiasmo.

“¡Sí! ¡Con la medicina de Kazura podríamos curar la enfermedad del jefe!”

“Eh, ¿es eso cierto? ¿¡Podéis rescatar la vida de mi señor padre!? ¡Muchas gracias!”

Al escuchar la palabra “medicina”, el rostro agotado de la chica, Valletta, se iluminó, y mirando a Kazura inclinó la cabeza con lágrimas en los ojos.

“¿Eh? Espera un momento. ¿Tu padre está afectado por una enfermedad?”

Según la conversación, Kazura iba a ser el salvador del padre de la chica que tenía delante.

Si era sólo para el resfriado o la medicina para el estómago, tenía algo con él, pero si era tuberculosis o cáncer, poco podía hacer.

“Sí, ha estado confinado a la cama desde hace 5 días, su fiebre ha sido alta todo el tiempo, quería darle algo de alimento pero no tenemos comida adecuada…. Si tuviéramos dinero habría llamado a un médico, pero la gente como nosotros tiene muy poco dinero… Yo, estaba a medio camino de rendirme”.

Parece que su padre tenía una enfermedad grave.

Entonces, de alguna manera pensaron que la medicina que Kazura les iba a dar podría curar la enfermedad de los jefes.

Aunque nunca dijo realmente qué tipo de medicina tenía.

“Dije medicina, pero sólo son antiácidos y un poco de analgésico que el doctor me recetó antes, oh y algo de Lipo-D (bebida energética)”.

Al recordar las medicinas que tenía en la bolsa, el humor de Kazura se volvió tenebroso.

En el peor de los casos, si la enfermedad del jefe resultaba ser una enfermedad incurable, la medicina que traía no podía hacer nada, y como no era un profesional médico entrenado, Kazura creía que no podía dar un diagnóstico adecuado.

Había pensado que podría haber algunos paisanos a los que les dolieran las piernas por trabajar en los campos en exceso, y tenía analgésicos para poder darles algunos, pero eso era demasiado ingenuo por su parte.

“No sé si la medicina que tengo será efectiva o no, pero de todos modos, ¿puedo ver la condición del jefe por ahora?”

“¡Si, por favor!”

Viendo a Valletta inclinarse ante él tan vigorosamente, Kazura rezó “por favor, que sea un dolor de espalda o desnutrición”, y entró en la residencia, guiado por Valletta.

“¡Padre, este hombre tiene una medicina! ¡Todo estará bien!”

“¡Jefe! ¡Todo estará bien!”

“Uu…., me… dicina…?”

“(….. jeje ….)”

Entró y en el momento en que vio al padre de Valletta, Kazura pensó que debía traer algunos regalos de condolencia en su lugar.

“¿Cómo está él, Kazura? ¿Puede curarse mi señor padre?”

Mientras aún sostenía la mano de su padre, miró con ojos llorosos a Kazura, que estaba de pie.

“¿Habrá una funeraria cerca?”, Kazura pensó lo que era inefable, pero por el momento se sentó al lado del padre de Valletta y miró su estado.

“Vaya, es una fiebre terrible. Sus ojos también están hundidos y desenfocados, y también está temblando por todas partes, ¡está en …..! ¡¡Puede ser curado!!”

Incluso visto con ojos no entrenados, su condición era claramente terrible, y Kazura estaba a punto de dar sus pensamientos honestos, pero en el momento en que vio las lágrimas a punto de derramarse de los ojos de Valletta, inmediatamente cambió sus palabras.

Aunque inmediatamente pensó ” ¡Mierda!” después.

“¿¡De verdad!? Me alegro muchísimo”.

“Ah, no, más que curar, diría que pronto será liberado de su sufrimiento…”

Agarrando la mano de Kazura, la llorosa Valletta le agradeció una y otra vez. Kazura comenzó a sentir el sudor frío goteando.

El toque final para Kazura vino de Roselou.

“¿Es eso cierto? ¡Entonces informaré de esto a los otros aldeanos!”

Mientras decía eso, ignoró a Kazura tratando de detenerlo en la confusión y salió volando del “humilde jacal”.



¡Gracias por preferirnos!

Al leer nuestras traducciones nos estás apoyando a seguir haciendo lo que hacemos. ¿Quieres ayudarnos más? Considera donar por Patreon a Owari, para financiar la compra de novelas originales y poder llevarlas a la esfera hispanohablante.

Detalles finales.

El próximo capítulo estará disponible al público el 30 de septiembre del 2020.