“Padre, beba esto y estará bien. Resista y beba”

Valletta sostenía a su padre, que gemía dolorosamente, y le puso la medicina que le dio Kazura (antiácidos y analgésicos antipiréticos) y agua en la boca.

Mientras tosía, su padre de alguna forma consiguió ingerir la medicina.

“También esto, es una bebida nutritiva, beba esto también”.

Viendo a Valletta que le daba de beber a su padre el Lipo-D, Kazura se quedó muy perplejo.

No hay manera de que una persona que estaba al borde de la muerte se cure sólo con esa medicina.

Le dio Lipo-D como consuelo, pero en lugar de recuperar su espíritu de lucha, parece ir hacia el sueño eterno.

“Kazura-san, ¿cuándo estará Padre sano de nuevo?”

Después de darle a su padre la medicina y el LipoD y dejarlo descansar de nuevo, Valletta le preguntó a Kazura.

“Ah, es cierto, a más tardar se liberará de su dolor mañana o pasado mañana, creo”.

Al recibir la respuesta algo imprudente de Kazura, Valletta sonrió aliviada.

“Gracias a Dios… Umm, Kazura-san, ¿ha decidido dónde va a dormir esta noche? Si no lo ha hecho, no es mucho decir que es gracias por la medicina, pero por favor quédese en nuestra casa”.

Kazura estaba lleno de sentimientos de culpa por Valletta que expresaba su más profunda fe en él, y decidió.

Si su padre muriera así, se inclinaría ante ella y usaría todos sus bienes para compensarla por ello.

“Lamento que sea tan sucio, pero, ¿qué le parece?”

“… por favor”, murmuró débilmente a Valletta que le estaba haciendo una recomendación.

“… esto resultó ser algo grande”.

En la esquina de una habitación con suelo de madera del tamaño de un 8-tatami, Kazura pasó dos horas en estado de alerta.

Viendo el estado del jefe antes, probablemente esta noche o mañana estaría en su lecho de muerte.

Cuando eso ocurra, ¿lo perdonará Valletta o no?

Después de decir “se curará”, y de hacer que muriera después, no se quejaría aunque, en el peor de los casos, ella viniera a apuñalarlo.

“¡Kazura!”

Después de esto, Kazura pasó 20 minutos más revolcándose en el suelo, siendo atormentado, y luego Valletta entró rápidamente en la habitación.

Kazura saltó por reflejo, y con gran fuerza se inclinó con la cabeza en el suelo.

“¡Padre está curado! Esa fue una medicina realmente asombrosa, ¡muchas gracias!”

“Lo siento mucho… ¿eh?”

Al escuchar la inesperada noticia, Kazura levantó la cabeza y sus ojos se encontraron con los de Valletta que lo miraba haciendo una dogueza con curiosidad.

“Umm, ¿con curado quieres decir que tu padre está ahora sano?”

“Sí, ya se ha levantado y está preparando la cena. Después de tanto dolor, podría volver a estar sano tan rápido, ¡eso fue una medicina increíble!”

Al escuchar la respuesta de Valletta, Kazura se sorprendió mucho.

Lo que Kazura le dio al jefe de la aldea fueron sólo algunos analgésicos antipiréticos, antiácidos, y luego algo de Lipo-D.

No debería haber recuperado su salud tan pronto.

“Debe estar bromeando…”

“¿Eh?”.

“Ah, no, no importa”.

Kazura corrigió sus palabras confundido a Valletta que lo miraba con indiferencia.

No tenía ni idea de cómo el jefe podía recuperar la salud tan rápido, más bien no podía creérselo.

“Umm, por si acaso, ¿me dejarías ver el estado de tu padre?”

“Claro, Padre dijo que quería decirle su agradecimiento durante la cena, también, es el momento adecuado. Se hará pronto, así que vamos a la sala de estar”.

Kazura siguió a la feliz y sonriente Valletta mientras inclinaba su cabeza en señal de duda.
“Ooh, así que tú eres Kazura. Muchas gracias por compartir tu preciosa medicina. Aquí, por favor, siéntese”.

“Ah, muchas gracias…”

Cuando Kazura y Valletta llegaron a la sala, el jefe de la aldea, que antes tenía dificultades para respirar, estaba haciendo una especie de sopa en la chimenea del centro de la sala.

Su cuerpo era delgado como un palo, pero su complexión se veía saludable.

“Me disculpo profundamente por no haberle saludado adecuadamente antes. Soy Varín, el jefe de este pueblo. Aquí, la cena está casi lista. Por favor, tome un bocado”.

“Muchas gracias. Umm, ¿cómo se siente?”

Mientras recibía un tazón de madera lleno de sopa y una cuchara de madera, Kazura preguntó al jefe del pueblo, y éste respondió con una sonrisa.

“Una vez que tomé la medicina de Kazura, antes de darme cuenta estaba así. Es la primera vez que tomo algo remotamente parecido a la medicina, pero nunca pensé que sería tan asombroso… ¿Hay alguna forma de agradecerle por ello?”.

“Yo también me sorprendí. He escuchado que a menos que tomes medicina por unos días no te mejorarás, nunca pensé que vería algo tan asombroso como esto”.

El que está sorprendido es Kazura.

Con sólo unos pocos cientos de yenes de medicinas y bebidas energéticas, un hombre medio muerto podría recuperar su salud, y sólo en cuestión de horas.

En cualquier caso, el hecho es que la enfermedad del jefe de la aldea parece haberse curado, y su impresión de Kazura se ha vuelto muy buena.

“Todo bien, entonces”.

Kazura sorbió su sopa mientras mantenía la conversación, no obstante, tenía muchas interrogantes en su cabeza.

Todavía confundido, sorbió su sopa, y una extraña textura de comida lo golpeó, así que separó sus labios del tazón.

Miró dentro, preguntándose qué ingredientes había, y vio una especie de hojas y algo que parecía una oruga en su interior.

“No es una oruga, no es una oruga, no es una oruga, debe ser algún tipo de fruta, algún tipo de fruta de árbol que se parece a una oruga”.
“Ah, eso es lo que atrapé para el Padre, bichos de Arcadia”.

“…”

No podía mencionar que no le gusta el bicho del Arcadian hasta el punto de no querer tocarlo, pero ponerlo en su boca era otra cosa.

No es el problema de que sean bichos o no.

“No pudimos atrapar mucho últimamente. Sólo pude reunir 10 hoy…. Parecen ser alimentos de alta calidad en la ciudad, por lo que saben muy bien, ¿verdad?… Ah, pero Kazura debe haber comido algunos antes”.

Junto a la felizmente sonriente Valletta, el jefe del pueblo dijo “Sí, cada vez que los como, siempre son sabrosos”, mientras crujía los bichos.

Kazura quiso decir “Nunca he comido ninguno y no quiero ninguno”, pero por supuesto no tuvo el valor de hacerlo, así que dijo en voz alta “¡Tienes razón! ¡saben deliciosos!” con lágrimas en los ojos tratando de engañarse a sí mismo, mientras llenaba su boca con los bichos del Arcadia, que por alguna razón habían sido generosamente puestos en su tazón, y los masticaba.

Su primer bicho arcadiano sabía a sopa de maíz.

“Haz lo mejor que puedas, mi estomago. Me ocuparé de los bichos con loperamida (un antidiarréico) más tarde”.

Después de la cena, Kazura tomó loperamida y se desplomó en su habitación, y Valletta vino trayendo un futón.
“Kazura, aquí está su futón. Ya es hora de dormir, ¿verdad?”

Al oír a Valletta, Kazura miró su reloj.

No sabía si había diferencia horaria con su mundo, pero a juzgar por la luz de fuera no había mucha.

“¿Eh? Todavía es 6…. No, ¿aún hay luz afuera?”

“Sí, pero el sol se va a poner pronto”.

Valletta dijo que mientras miraba el cielo fuera de las ventanas enrejadas.

Kazura siguió su mirada y vio el cielo teñido de naranja, parece que el sol se va a poner.

“Así es como es, no es como si esta casa tuviera velas o linternas o algo parecido para iluminarse”

Probablemente todo el pueblo vivía levantándose con el sol y durmiendo cuando el sol se ha puesto.

Incluso en su mundo, en los viejos tiempos la iluminación como las velas eran artículos caros, probablemente es el mismo caso en este mundo.

Es decir, si la iluminación ha sido inventada.

“Ah, es cierto. Lo aceptaré con gratitud”.

Dando las gracias, aceptó el futón duro que estaba deshilachado aquí y allá.

Al principio creyó que no tenían baños o algo así, pero el hecho de que tuvieran futones fue de gran ayuda.

“Oh, claro. Olvidé darte esto”.

Al coger el futón, Kazura se dio cuenta de que aún no había entregado la sal que dijo que lo haría, y cogió una bolsa de plástico con sal de su bolsa de viaje.

Las palabras “Sal de mesa 1 kg” estaban escritas a lo grande en la bolsa de plástico transparente.

Tiene un precio de 105 yenes en el supermercado, impuestos incluidos. ($22.26 MXN más I.V.A.)

“Prometí darte un poco de sal”.

“Eh, ¿esto es sal? ¡Nunca he visto una sal tan blanca como esta!”

Tomando la sal de Kazura, Valletta abrió los ojos sorprendida.

Es decir, la sal en este mundo tenía muchas impurezas, dándole algo de color.

“Además, esta cosa transparente en forma de bolsa, ¿qué es?”

“Hm? Eso es plásti… Ah, mierda…”

Viendo a Valletta curiosamente mirar el plástico transparente que envuelve la sal, se dio una palmadita en la cabeza.

Como nunca había visto el plástico ni nada por el estilo, no lo entendería aunque él se lo explicara.

Kazura lo descartó con un “algo así”.

“Es algo recientemente inventado en mi país. Es ligero y a la vez fuerte. Aunque le pongas agua, no se romperá”.

“Es así… ¿Qué está escrito aquí? Nunca he visto estas cartas antes”.

“Son las cartas de mi país. Dice sal. Umm, ¿realmente nunca has visto este tipo de letras antes?”

De alguna manera, a pesar de entender el japonés, el Kanji y el Hiragana no se entendían.

En este pueblo, por lo menos.

“Sí, mi padre me enseñó para que pueda leer y escribir, pero nunca había visto estas cartas antes”.

Por alguna razón, las palabras se entendían bien, pero las letras no, como un doble estándar, qué mundo tan extraño es éste.

“Um, Kazura-san”

Mientras pensaba “fue genial que el lenguaje sea el mismo, pero preocupante que no pueda leer las palabras”, Valletta comenzó a hablar con reserva.

“Se trata de la medicina que le diste al Padre… Ciertamente, es un artículo muy caro, ¿no es así?”

“Sí, … algo así, es bastante caro”.

Kazura respondió después de pensarlo un rato.

En realidad cuesta unos pocos cientos de yenes en total, pero si realmente tuviera un fuerte efecto en toda la gente de este mundo como lo tuvo en el jefe del pueblo, podría convertirse en un tremendo poder dependiendo de cómo se use.

Probablemente es mejor no regalarlo tan barato.

“Eso es… probablemente cierto, huh”.

Al escuchar la respuesta de Kazura, Valletta estaba abatida.

“¡Um… te lo ruego!”

Entonces, como si se hubiera recuperado, levantó la cabeza y tomó la mano de Kazura, haciendo una petición.

“Seguramente le pagaremos algún día, ¡así que por favor comparta esa medicina con todos los del pueblo! Si es necesario, no me importa si me vendéis a un traficante de esclavos, por favor, ¡salvad la aldea!”

“Espera, comerciante de esclavos …, ¿¡hay esclavitud!?… no no, ya lo entiendo, así que levanta la cabeza por favor! “

Kazura trató de calmar a Valletta que se aferraba a él, diciendo repetidamente “por favor, por favor” con lágrimas en los ojos.

“¿Hay alguna otra persona enferma?”

“Sí… Gente que se enfermó como papá, hay 50 de ellos. Hubo 7 que murieron porque su fiebre no bajó. También hay madres con bebés que no pudieron darles leche, intentamos moler bichos Arcadianos y dárselos de beber, pero realmente parece que sus cuerpos no pudieron soportarlo después de todo…. Ninguno de los bebés ha muerto aún, pero se han vuelto tan terriblemente delgados, es sólo cuestión de tiempo…”

“Gente de este pueblo, ¿cuántos son?”

“Uh, creo que eran unas 110 personas”.
… no no, ya lo entiendo, así que levanta la cabeza por favor! “

Kazura trató de calmar a Valletta que se aferraba a él, diciendo repetidamente “por favor, por favooooor” con lágrimas en los ojos.

“¿Hay alguna otra persona enferma?”

“Sí… Gente que se enfermó como papá, hay 50 de ellos. Hubo 7 que murieron porque su fiebre no bajó. Intentamos moler bichos Arcadianos y dárselos de beber, pero parece que sus cuerpos no pudieron soportarlo después de todo…. Ninguno de los bebés ha muerto aún, pero se han vuelto tan terriblemente delgados, es sólo cuestión de tiempo…”

“Gente de este pueblo, ¿cuántos son?”

“Uhh, creo que eran unas 110 personas”.

“Así que cerca de la mitad de ellos están abajo…”

Parece que este pueblo tenía un serio problema de hambruna.

Si esto continúa, esta aldea probablemente será destruida.

“Por favor, soy muy consciente de que sólo vendiéndome como esclava no será suficiente para pagar una de esas medicinas, pero por lo menos salvará a los niños, por favor…”

Diciendo eso, Valletta se desanimó de nuevo.

Si no ayudas en un momento como este, eres un fracaso como hombre, como dice el dicho.

Además de ser capaz de salvar este pueblo con sólo unas decenas de miles de yenes, también podría asegurar una base de operaciones para sus actividades en este mundo.

Si todo va bien, podría incluso levantar la bandera de la chica del pueblo, Valletta, también.

“De acuerdo, la bandera… no, para salvar la aldea, con gusto compartiré la medicina. Además, no te preocupes por el dinero, pero a cambio, yo quería vivir en este pueblo”.

“¿Eh?”

Valletta se sorprendió con la propuesta de Kazura.

Por lo que ella sabe, las cosas llamadas medicinas cuestan mucho dinero para adquirirlas.

El hecho de que pidiera quedarse en la aldea aparte, ofreciendo medicinas gratis es algo incrédulo.

“Pe… pero, no coger dinero sólo con eso, aunque fui yo quien se lo pidió, ¿te parece bien, Kazura-san?”

“Sí, las vidas son mucho más importantes que el dinero, después de todo”.

Valletta miró a Kazura con una mirada atónita.

Al ver a Valletta así, Kazura pensó: “Oh no, esa respuesta que acaba de dar era demasiado sospechosa, ¿verdad?”, sudando profusamente.

“Realmente…. ¿Está bien creer en usted?”

“O, por supuesto. Déjamelo a mí”, respondió Kazura a Valletta que preguntó con voz temblorosa, y una vez más, poco a poco, las lágrimas aparecieron en sus ojos.

Entonces, un rastro de lágrimas fluyó por su cara, y alzando la voz con fuerza, lloró como una niña.


¡Gracias por preferirnos!

Al leer nuestras traducciones nos estás apoyando a seguir haciendo lo que hacemos. ¿Quieres ayudarnos más? Considera donar por Patreon a Owari, para financiar la compra de novelas originales y poder llevarlas a la esfera hispanohablante.

El próximo capítulo estará abierto al público el dos de octubre del 2020, puedes estar atento en nuestra página de Facebook.